Tabaré Cardozo

Diciembre 2009 - Teatro de Verano

<<Volver a la página principal de la sección de TABARÉ CARDOZO

El espectáculo comienza con un saludo especial al Canario Luna… poniendo el video en donde cantan juntos…pareciera verlo ahí al lado de Tabaré…cantando, cantándonos.

Como siempre las almas y la música son parte del mismo show del que este artista sabe combinar y en esa mixtura nos invita a ir…pa’ delante.
Y así con la misma fuerza y casi sin respiro anuncia a un Pobre Poderoso saludando al PEPE.

Luego el espectáculo realiza un giro… surge el símbolo, blanco… todo blanco y nos cuenta historias de otros tiempos con esa vos tan, tan…al Sabalero. Habla, narra, pero parece que canta, susurra. Y las guitarras de Larbanois y Carrero abrazan a toda la platea. Que les responden con un fuerte aplauso, que se hace extenso. Y ellos tal vez como respuesta, cantan.

Surge la murga y como esta no fuera suficiente se hacen presente Emiliano Muñoz y el Freddy “Zurdo” Besio y en su canto nos preguntan… ¿quién manda la vuelta?

En una demostración de amplitud sonora y artística Tabaré canta junto al dúo Larbanois – Carrero un tango mientras el Daniel Rosas en el bandoneón tira el clásico 2 x 4… qué botija maula!

Luego vuelve el Sabalero y nos regala uno de sus clásicos temas Chiquillada… lindo haberlo vivido pa’ poderlo contar.

A la vuelta del clásico descanso y refrigerio… vuelve la magia, pero con un perfil más intimo, así se nos presenta el cantautor, como si estuviera tocando la guitarra en una vuelta de amigos, nos hace sentir cercanos.

Sólo o acompañado, sentado con su guitarra, disfrutando. Llenando de acordes y armonías el teatro de verano. Tal vez recordando aquellos primeros momentos en que la musa lo sedujo y nacieron esas letras, esas músicas. Allí esta sentado, brindando su arte al público que llenó cada espacio para poder disfrutar esta noche, allí esta con su guitarra con la misma calidez de siempre.

Sobre el final Tabaré saluda a todos los integrantes de querida murga de niño “La Draculateja”. El tema arranca con una potencia increíble, él canta desde el escenario y desde las primeras filas de la platea su madre canta con las mismas ganas que su hijo, como si quisiera que él la escuchara y así poder cantar juntos esa canción que les hace presentes recuerdos de aquellos tiempos, de aquellos niños, historias de barrio, historias de amigos… ahora y de alguna manera de todos nosotros.