Portal de Murgas
barra
contraseña

Fragmento de la presentación 2007

De donde salen las ganas . del utilero .
Y las paradas del murguista, rezongón.
A donde queda la tristeza, del muchacho.
Que no sube, porque el sueño para todos no alcanzo .
Quien soñó . con la luna de sombrero .
Con piruetas y letreros, con un viejo mostrador .
Quien trepo . los andamios de algún sueño .
Para tocar una, estrella con la urgencia del mortal ...

INTEGRANTES

Segundos: Rodrigo, Tato, Gonzalo y Pablo

Sobreprimos: Johana y Jhony

Primera alta: Checo, Moises y Chino

Primera baja: Jorge, Fierro y Diego

Director escenico y arreglador coral: Tito

Platos: Carlos

Bombo: Jodi

Redoblante: Juje

Letrista: Renzo

Colaboradores: Luchi, Negro, Javucha

barra

SALUDO 2007

De donde salen las ganas.
Del utilero.
Y las paradas del murguista rezongón.
Adonde queda la tristeza.
Del muchacho.
Que no sube porque el sueño.
Para todos no alcanzo.
Quien soñó.
Con la luna de sombrero.
Con piruetas y letreros.
Con un viejo mostrador.
Quien trepo.
Los andamios de algún sueño.
Para tocar una estrella.
Con la urgencia del mortal.
Quien perdió la canción.
Que junte para vos.
Quien junto.
Al poeta de la esquina.
Al payaso de la vida.
Al cantor de la reunión.
A los vecinos testigos.
De los locos de la madrugada.
A los que un día se vinieron.
Errantes obreros.
A soñar aquí.
Quien junto las ganas de salir.
Quien soñó con andar por aquí.
Quienes son los atorrantes.
De la noche flamantes amantes.
Prometiendo volver aunque llueva.
Cuerpeando tormentas por mares de sal.
Un milagro de barro barrial.
Un saludo para la ciudad.
En el camión de la vida.
Empujando cada cuesta arriba.
Una barra cansada de esquinas.
Descubre planetas mas lunas que sol.
Orbitando cada corazón.
Rumbo al espacio interior.
Planeta carnaval, platea, tablones.
Caen murgas del cielo, fiesta fugaz.
Están piradas, locas con sus canciones.
Que repiten, por la ciudad.
Alguien se quedara, despierta.
Hasta que yo, vuelva sin cantar.
Tiene mi libertad, entre sus rejas.
Pero me suelta, cuando quiero jugar.
Cuando el sol se ponga, en mi vereda.
Juntare la resaca con el jornal.
Son tantos los reproches y las promesas.
Que florecen, en carnaval.
En planetas, por conquistar.
Tantas lunas, para tocar.

barra

RETIRADA

Ya me viste la cara.
Sangrando la pintura corre.
Cayendo al alma.
Horas de pinceladas.
Trazando mapas en cada cara.
Que quedan en nada.
Visitando todos los espejos.
Para ver cual devuelve lo mejor.
Y perderlo con la retirada.
Sudor.
Cenicienta del cuento.
Camión carruaje fiesta del reino.
Vestida de sueños.
Llega.
Una murga fregona.
Traposa y llena de remiendos.
Sufriendo silencios.
Con la magia del pueblo deslumbra.
Seduciendo siempre contra reloj.
A las doce de la retirada.
Huyó.
Pero perdió.
Gotitas de sal.
En la puerta.
Son de cristal.
Lágrimas muertas.
Que se derraman con el partir.
Que son amores por venir.
Lágrimas que delatan donde ella se fue.
Por todo el año.
La salieron a buscar.
Aquí. Allá.
Por vecindarios.
Recorrieron el país.
Gris, gris. Gris, gris.
País abril.
Preguntando cada puerta molestando.
Por las casas cada siesta despertando.

En las obras los comercios preguntaron.
En los bares oficinas consulados.
Adonde fugan las murgas.
Después del pasillo.
Detrás del adiós.
Con las promesas de siempre.
Amor al tablado.
Volver al amor.
Cuando se va la pintura.
Quedan las caras.
Que desilusión.
Tan solo resta marcharse.
Por donde vino la presentación
Mejor desaparecer.
Que defraudarlos.
Cuando la magia se fue.
Quedan los nadie.

Rogándole al camión.
Rezándole al motor.
Que ronque de una vez.
Salir del cuento.
Ir navegando por los mares de pintura.
Buscando puerto al final de la locura.
El horizonte puede ser otro tablado.
Que nos espera con un vino renovado.
Aventureros de las noches más calientes.
Buscando mundos en los ojos de la gente.
En los que miran pero más en los que sienten.
Donde también existe vida inteligente.
En los planetas que ya fueron olvidados.
En mostradores y discursos mutilados.
Los delirantes que te roban un instante.
Los que te pudren la cabeza en los parlantes.
Los calentones dueños de la primavera.
Los que se mueren anunciando la partida.
Los desertores cantando la despedida.
Con las promesas tantos años repetidas.
Al mundo real.
Donde la calabaza nunca un carruaje será.
Sin poder soñar.
En transformar las ratas en caballos de verdad.
Irse de la fiesta justo en lo mejor.
La burla perfecta risa del reloj.
Planear el adiós.
Antes que las miserias nos desnuden frente a vos.
Gotitas de sal.
s Para que no la busques porque sueña regresar.
Uuuhhh… Uuuhhh…
Salida no hay.
Podremos escaparnos pero por un rato nomás.
Al mundo real.
Que dobla las espaldas para pagar el jornal.
Al mundo dormido del despertador.
Al ocio cuadrado del televisor.
La misa el bar.
Y ver llorar la Biblia junto a un celular.

barra